La sombra

 Conócete a ti mismo y alcanzarás mayor felicidad

                                                         Dibujo de NANOCARTOON
 Todos tenemos zonas no conocidas por nosotros mismos, son partes que nos incomodaban en algún momento de nuestra historia y decidimos relegarlas a nuestro sótano psicológico y desde aquí suelen ser proyectadas en los demás. Reapropiarnos de esta sombra, en la medida de lo posible, permitirá un mayor potencial y una mayor libertad en nuestras decisiones.
Estos aspectos nuestros que forman parte de la sombra pueden ser negativos, que nos gustaría no tener, o positivos, que no nos creemos dignos de tener.

Cuando nos reapropiamos de esta sombra proyectada en otro (en él, o en ella, en tercera persona) y pasa a ser algo nuestro, (en primera persona), entonces lo que sentimos es una gran liberación.

Esto se consigue mediante un sencillo ejercicio práctico llamado trabajo con la sombra 3-2-1 que ha desarrollado el Instituto Integral de Ken Wilber en Estados Unidos: 

El proceso de la sombra 3-2-1