¿Cómo es un taller o un retiro de Meditación Integrativa?






En el taller de Meditación Integrativa, Alejandro Villar utilizara el diálogo de voces para permitirnos hablar desde nuestras distintas voces, aspectos o subpersonalidades; al permitirnos hablar desde esos aspectos, conseguiremos sentirlos plenamente e integrarlos. Y es que, con nuestros distintos aspectos psicológicos hay dos opciones:

1.- O no están integrados y están en la sombra y entonces se manifiestan en nuestras vidas de formas inmaduras o neuróticas

2.- O nos permitimos sentirlos, los integramos, permitimos que esos aspectos maduren y entonces pueden realizar en nuestras vidas la función que tienen.


Todos y cada uno de nuestros aspectos psicológicos, si les dejáramos, tendrían una función muy importante que realizar para nosotros; además a lo largo de ese día exploraremos también, los estados meditativos, este proceso de la Meditación Integrativa, nos permite alcanzar estados meditativos muy profundos y estables, y no importa la práctica que se tenga en la meditación.

Después de este taller ¿que nos llevaremos a casa?
Por una parte una herramienta, para que nuestra practica meditativa, (quien medite perfecto, y quien no, siempre es un buen momento para empezar), sea muy profunda; para poder volver, cada vez que nos sentamos, a ese lugar de profunda conexión, de profunda paz, de conciencia de unidad, que hemos experimentado en el taller; para que podamos volver ahí, en casa cada vez que nos sentemos.
Y por otra parte una herramienta para explorar los bloqueos emocionales o de cualquier tipo que surgen en nuestra vida y en la interacción con los demás.

Espero poder verte y que juntos podamos trabajar profundamente en la integración de todos nuestros aspectos, y en descubrir esa consciencia meditativa, esa conciencia de unidad que es al final lo que va a traer una profunda sensación de satisfacción y paz en nuestras vidas.

El taller se desarrolla de la siguiente manera: los participantes se sientan en sillas haciendo un semicírculo delante de él. Comienza introduciendo el método con una breve explicación en la que describe cómo todos tenemos diferentes aspectos a los que consideramos positivos o negativos, los negativos intentamos dejarlos en el sótano psicológico o sombra. 

Alejandro comienza a llamar a diferentes voces como el protector o el controlador y va preguntando cuál es su función y qué es lo que hace, los participantes tan sólo tendrán que hablar en primera persona desde esa voz: "yo soy el protector". Así se irán llamando a diferentes aspectos nuestros y se irán desencadenando los procesos personales en la medida en la que cada uno se lo permita.

Sólo si dejamos hablar a esos aspectos nuestros que están en la sombra, que tenemos encerrados en nuestro sótano psicológico, descubriremos sus funciones, lo que necesitan, y así integraremos estos aspectos creando un mayor potencial en nosotros mismos, un mayor equilibrio y una más fácil entrada en el estado meditativo.

Además después dejaremos hablara aspectos nuestros que no es que hayan emergido y estén en la sombra, si no que todavía no han emergido, todavía no han despertado en nosotros. Son, principalmente los aspectos transpersonales: Gran Mente, gran Corazón, etc.

Por último se integran todas las voces, experimentandonos como el Ser Humano Integrado que Funciona Libremente.

Son ya muchos los estudios que se han llevado a cabo para comprobar los beneficios de la meditación, por eso ofrecemos aquí este sencillo método con el fin de facilitar la entrada en el estado meditativo, con el entrenamiento de este estado podrás conseguir:
  • Reducir el estrés y los niveles de frustración.
  • Aumentar la capacidad de tomar decisiones y la sensación de autonomía.
  • Aumentar el desarrollo de la atención, la memoria y la capacidad de aprender a aprender.
  • Aproximarte a estados más superiores de la conciencia. 
Recogemos aquí extractos del libro de Genpo Roshi, el creador de esta forma tan integrada de meditar: “Gran mente, Gran Corazón. Descubriendo tu Propio Camino”

El diálogo de voces

"La técnica del diálogo de voces es un proceso que apunta a elevar el nivel de conciencia y la conciencia de uno mismo; se asienta en dos fundamentos básicos, la terapia junguiana y la terapia gestalt. Hal y Sidra Stone sabían bien que, dentro de cada uno de nosotros, hay muchas facetas y subpersonalidades diferentes; una visión que, en mi opinión, es muy junguiana. Pero esas subpersonalidades pueden acabar convirtiéndose en sombras que no reconocemos como propias. Hay aspectos de nosotros que, por el simple hecho de que nos desagradan o nos hacen sentir mal, acabamos repudiando; pero el hecho es que reprimir una determinada voz no implica su desaparición, sino tan sólo su rechazo, con lo cual acaba simplemente soterrándose y convirtiéndose en el agente oculto de una serie de “operaciones encubiertas” Los Stone se dieron cuenta de que lo que, en tal caso, uno tiene que hacer es restablecer el contacto con esas voces reprimidas, sacarlas a la luz con la ayuda de un facilitador que solicite hablar con ellas y nos permita, de ese modo, emprender un diálogo que las rescate del olvido. En este sentido, el diálogo de voces permite dar voz a las facetas reprimidas, sacarlas a la luz y reintegrarlas a nuestra propia vida.

El proceso Big Mind pone de relieve esas voces reprimidas, pero no se queda simplemente ahí. Existen ciertos aspectos de nuestro yo que, si bien son omnipresentes, siempre han permanecido aletargados. No se trata, en este sentido, de facetas que se hayan visto reprimidas y enajenadas de nuestro ser, porque lo cierto es que jamás las hemos poseído. A esas voces que siempre han estado ahí, pero que nunca han despertado como, por ejemplo, la Gran Mente —o como quiera que decidamos llamar a lo trascendente—, suelo denominarlas voces dormidas. Por ello el proceso Gran Mente apunta a despertar las voces o aspectos que, si bien están ahí, todavía no han despertado."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.